Una historia para no olvidar

Siempre he leido todo tipo de literatura, desde poesía , novelas, e historias bíblicas,  porque los seres humanos, somos complejos para entendernos, pero no hay mayor fuerza cuando pasas por algo espiritual, es la mayor fuerza que permite entender la vida que elegimos vivir, como saben queridos lectores siempre estamos en contante viaje con nosotros mismos y aveces no muy consciente de esta forma de vivir, porque detrás de cada situación siempre hay un propósito divino.

Desde las letras este sera un viaje hacia la ciudad de Jérico, una ciudad antigua con mas de diez mil años de historia, ubicada cerca de cisjordania, cerca del rió Jordan,en el estado de Palestina.

los muros de jerico
Los muros de Jérico, fueron derribados por el pueblo de Israel

En esta misma ciudad vivía un hombre llamado Zaqueo , nombre de origen hebreo que significa  puro e inocente, conocido por ser un hombre  rico, de familia de alto estatus, un cobrador de impuesto, cuando una persona tiene poder suficiente, cree  poder dirigir  la vida de personas, este hombre había robado  el tiempo y la ganancias de otros. Pero en la vida siempre hay cuenta justa que se pague, cuando se presentaba ante el pueblo un hombre sabio e inteligente, reconocido por los milagros, muchas personas del pueblo se preparaban para recibir. siempre he pensado que cuando hay un suceso importante uno prepara el alma, el corazón, y el tiempo. Este hombre se comenzó a preguntar ¿quien es ese tal jesus?, ¿porque hablaban de el?, y ante la muchedumbre de la gente su curiosidad y su incertidumbre lo llevo a buscar un árbol para  poder ver al maestro, zaqueo era un hombre bajo físicamente, entonces no podía ver nada de lo que pasaba, el objetivo era subirse a un árbol, en cada uno de nosotros hay una meta, el ser humano, sin entender aveces  salta a otro nivel, a otra perceptiva, sin sospechar  lo que podría haber delante de él, sin embargo cuando zaqueo subió y el maestro pasaba, Jesús le dijo Zaqueo baja de ese árbol,hoy   iré a comer a tu casa. Este hombre se preparo para acogerlo con su familia, y en esta mesa, reconoció que su fortuna era parte de los robos y que devolvería sus riqueza.

 Si bien esta historia parece simple ocurrió en la ciudad de Jérico, lo mas difícil en la vida es doblegar el corazón,  y eso solo lo puede hacer la presencia de dios. ante cualquier decisión  o propósito importante que queramos cumplir,la mayor belleza y paz interior, los días eternos  y vida perfecta ante cualquier humanidad.

DSC07841
Esta obra fue representada por los niños  en la iglesia  y yo su fotógrafa oficial

y cierro esta historia » La mejor lección en la vida es saber interpretar, y amar los momentos felices, no hay mayor dulzura que este coro de niños»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s